Reservas Hotlinedesde España 902 144440 / MX 800 90 63542 / USA: 1 877 216 6766 / Desde otros países?
Me gusta esta página:
Consulta Disponibilidad
Seleccione el hotel
Fecha de llegada:
Fecha de salida:
Habitaciones
Personas por habitación:
Solicite un Folleto
Guanacaste, Costa Rica

Guanacaste, Costa Rica

Con un total de 9.528 kilómetros cuadrados y más de 643 kilómetros de línea de costa, el área turística de Guanacaste comprende la zona de la costa del Pacífico, desde la frontera de Nicaragua hasta la desembocadura del río Bongo en la Península de Nicoya. Esta zona turística alberga una parte muy importante del patrimonio cultural y natural de Costa Rica y cuenta con un importante número de áreas protegidas, incluyendo ecosistemas acuáticos, terrestres, montañosos y costeros llenos de vida.

Guanacaste es la Costa Dorada de Costa Rica -- y no porque aquí fuera donde los conquistadores españoles encontraron grandes cantidades de este metal precioso, sino por el hecho de que cada vez más visitantes de Costa Rica, eligen Guanacaste como primer -y a menudo único- destino. Las playas hermosas abundan a lo largo de esta costa. Algunas están llenas de hoteles y resorts, otras son todavía vírgenes y están desiertas, y otras están custodiadas por pequeños pueblos de pescadores. Hay una gran variedad de opciones: desde largas extensiones de arena que pueden alcanzar hasta varios kilómetros, hasta pequeñas calas recogidas y bordeadas por promontorios rocosos.

A lo largo de la costa de Guanacaste hay una serie de playas que permiten nadar en las cálidas aguas del Océano Pacífico. El paisaje de la costa es excepcional, con una gran variedad de playas de arena blanca y calmadas aguas de un color azul intenso. Hay dos centros comerciales ubicados en la zona norte: Liberia y Santa Cruz que, a su vez, están relacionados con cinco importantes centros de desarrollo turístico: Papagayo, El Coco, Flamingo, Conchal y Tamarindo. En la zona sur, el centro comercial es Nicoya, siendo Samara el centro de desarrollo.

En la zona del interior de las playas, Guanacaste sigue siendo "Wild West" de Costa Rica, una tierra de llanuras secas con ranchos de ganado y vaqueros, conocidos aquí como sabaneros, un nombre que deriva de la palabra española "sabana".

Es la región más seca de Costa Rica. La temporada de lluvias comienza tarde y termina antes y, en general, se puede esperar más sol aquí que en otras partes del país. La combinación de este clima privilegiado con una línea de costa que se extiende hacia al sur en una franja de cientos de kilómetros, desde la frontera con Nicaragua hasta la Península de Nicoya, la convierte en una playa ideal.

Hay que hacer una pequeña advertencia: En la estación seca (de mediados de noviembre a abril), durante los meses en los que se espera más sol, las laderas de Guanacaste se ponen de un color más marrón que el chaparral de California del Sur. En muchas zonas, el polvo de los caminos de tierra cubre los árboles, y las vistas quedan lejos de ser tropicales. Por otro lado, si visitas esta zona en época de lluvias (sobre todo de mayo a agosto), las laderas tiene un precioso color verde, y el sol suele brillar durante toda la mañana, dando paso a la lluvia de la tarde.

Este es el destino de vacaciones más codiciado de Costa Rica y la zona de mayor desarrollo turístico. El aeropuerto internacional de Liberia recibe vuelos directos diarios desde varias de las principales ciudades de Estados Unidos y Canadá, lo que permite a los turistas visitar algunos de los destinos principales de Costa Rica sin pasar por San José. También cuenta con un importante apoyo del Centro de Desarrollo Turístico del Golfo de Papagayo. El Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós (IATA, LIR, ICAO: MRLB), también conocido como Aeropuerto Internacional de Liberia, es uno de los cuatro aeropuertos internacionales de Costa Rica. Se encuentra situado en la ciudad de Liberia, en la provincia de Guanacaste. El Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós es el segundo aeropuerto del país, y el noveno aeropuerto con más tráfico de Centroamérica.

PRINCIPALES ATRACTIVOS TURíSTICOS

En Guanacaste se encuentran varios volcanes activos y algunos hermosos parques nacionales, como el Parque Nacional Santa Rosa, en donde se produce una masiva anidación de tortugas marinas y fue el lugar donde se produjo una importante batalla para mantener la independencia; el Parque Nacional Rincón de la Vieja que cuenta con aguas termales y pozos de lodo burbujeante, cascadas de aguas cristalinas y un cráter de volcán activo; y el Parque Nacional Palo Verde, una hermosa extensión de manglares, humedales y sabanas.

El bosque tropical seco del río Tempisque es un hábitat importante para varias especies diferentes de monos, cocodrilos, iguanas y aves acuáticas migratorias como la espátula rosada, el ibis blanco, la garza blanca, la garceta azul, la garceta tricolor y la garza tigre. La variedad de aves en esta región es la más extensa de todo el país. El tramo sur del río pasa por el Parque Nacional Palo Verde, un verdadero paraíso para la observación de aves, que abarca manglares, pantanos y dos lagunas de agua dulce y salada. Es un paseo tranquilo y relajante en uno de los parques nacionales más preciados de Costa Rica, una experiencia inolvidable.

Debido a las condiciones climáticas de Guanacaste, la riqueza de su flora y fauna, y los muchos paisajes naturales, culturales y arquitectónicos, la fotografía es una actividad muy popular entre los turistas.

La pesca deportiva, ya sea comercial o recreativa, es una de las principales atracciones del Pacífico Norte. Se organizan también torneos donde se han conseguido varios records mundiales de peces mariposa de nariz larga que luego se devuelven al mar.

Hay sitios y edificios de relevancia histórica y arquitectónica y monumentos nacionales en Abangares, Bagaces, Cañas, Liberia, y Santa Cruz, cuya visita no puede perderse.

La observación de aves se lleva a cabo principalmente en áreas protegidas como Palo Verde, Curú, Isla Bolaños y Tenorio.

La artesanía de Guaitil de Santa Cruz y San Vicente de Nicoya utiliza arcilla pura, y sigue las técnicas tradicionales utilizadas por los indígenas Chorotegas. Crean piezas ornamentales, jarrones, macetas, floreros, platos, ocarinas (instrumento musical) y otros elementos. Asimismo se pueden comprar cuencos hechos con la planta de Tifa que se utiliza además para hacer diversos tipos de productos de papel.

Buceo en el Golfo de Papagayo y las islas de Santa Catalina.

Bolsón Eco-turismo, ubicado en la comunidad Bolsón, ofrece una serie de servicios de vivienda de turismo rural en Ortega y Bolsón, con familias dispuestas a recibir a turistas.

HISTORIA

Guanacaste es una provincia de Costa Rica situada en el noroeste del país, a lo largo de la costa del Océano Pacífico, que limita al norte con Nicaragua. Al este se encuentra la provincia de Alajuela y al sureste la provincia de Puntarenas. Es la que tiene la densidad de población más baja de todas las provincias de Costa Rica. La provincia cubre una superficie de 10.141 km2 y, de acuerdo con datos de 2010, tiene una población de 326.953 habitantes. La capital de Guanacaste es Liberia. Otras ciudades importantes son Cañas y Nicoya.

Antes de la llegada de los españoles, esta tierra estaba habitada por los indios Chorotegas de la ciudad de Zapati, Nacaome, Paro, Cangel, Nicopasaya, Pocosí, Diriá, Papagayo, Namiapí y Orosi. Los Corobicies vivían en la costa oriental del Golfo de Nicoya y los nahuas o aztecas en el área de Bagaces.

La primera iglesia fue construida fuera de Nicoya en el siglo XVII. En el siglo XVIII algunos vecinos de Rivas establecieron sus casas y granjas de ganado en el norte de la Península de Nicoya en la encrucijada que conectaba los pueblos de Bagaces, Nicoya y Rivas. El lugar fue bautizado con el nombre del famoso árbol Guanacaste que crecía en la zona.

Entre 1824 y 1825 el territorio de Guanacaste se anexó a Costa Rica. Los habitantes decidieron por voluntad propia formar parte de Costa Rica. El 25 de julio 1824 el pueblo de Nicoya y Santa Cruz decidió unirse a Costa Rica. En 1836 la ciudad de Guanacaste fue declarada capital de la provincia de Guanacaste. En 1854 la ciudad de Guanacaste fue renombrada como Liberia.

La provincia está limitada al este por un grupo de volcanes verdes que conforman la Cordillera de Guanacaste (que incluye Orosi, Rincón de la Vieja, Miravalles y los volcanes Tenorio) y la Cordillera de Tilarán. Los ríos que fluyen fuera de estas escarpadas montañas discurren hacia abajo hasta alcanzar tierras planas, formando una vasta llanura aluvial drenada por el río Tempisque, que desemboca en los humedales pantanosos en el Golfo de Nicoya. El Río Tempisque define un lado de la Península en forma cabeza de caballo de Nicoya que encierra el golfo hacia el oeste.

El clima y la cultura de Guanacaste son únicos entre las provincias de Costa Rica. La provincia tiene pocas precipitaciones y altas temperaturas de forma constante desde noviembre hasta abril, lo que resulta en la aparición de bosques secos tropicales por todas partes como forma de adaptación natural a las condiciones de la estación seca. Los turistas buscan este calor seco durante el invierno de América del Norte para disfrutar de las playas guanacastecas. Es necesario regar las tierras agrícolas durante el largo período de tiempo seco. De mayo a octubre, el clima es similar al de San José, que consiste en lluvias diarias y temperaturas moderadas. Guanacaste es, sin embargo, mucho más cálido que otras provincias situadas en elevaciones más altas.

La mayor parte de la población desciende de una mezcla de indígenas chorotegas y españoles. La cultura Chorotega y la cultura españolas se han integrado con éxito; entre los principales elementos culturales hay que destacar su música, literatura (folclore), instrumentos musicales, corridas de toros y eventos religiosos.

 

 

© 2014 Paradisus Resorts por Melia Hotels